Estrategias para evitar los nervios en una reunión

Estrategias para evitar los nervios en una reunión

On mayo 9, 2017, Posted by , In Uncategorized, With No Comments

Has concertado una primera reunión con un cliente importante y la simple idea ya te está causando ansiedad.

No estás solo. Aunque todos estamos deseando tener la oportunidad de mostrar nuestras ideas, preocupaciones como no estar lo suficientemente preparado, llegar tarde o causar una mala impresión hacen que ese momento nos quite el sueño.

Peor aún, estas preocupaciones se pueden convertir en nuestro peor enemigo justo cuando tenemos que causar mejor impresión. Empiezas a tener pensamientos negativos, tienes dificultades para concentrarte, te tiembla la voz… No es la mejor manera de convencer a alguien de que confíe en ti ¿verdad?

Por suerte los signos de ansiedad se pueden identificar fácilmente y nosotros vamos a echaros una mano para contrarrestarlos. Relajarnos antes y durante la reunión puede ser la clave para demostrar lo que vales.

Cómo combatir los síntomas de ansiedad

Antes de entrar en la reunión:

Mens sana in corpore sano. Duerme al menos 7 horas la noche anterior, come ligero y evita tomar demasiada cafeína, azúcar y alcohol.

Esa mañana repasa de antemano lo que vas a decir y que tienes todo el material a mano. Saberte preparado reduce los niveles de estrés y te permitirá ir más relajado sin prisas de última hora.

Escucha música relajante o canciones que te motiven, lo que más te convenga según tu estado de ánimo. Si puedes, toma mientras una postura poderosa, por ejemplo ponte a lo Superman o Wonder Woman durante 2 minutos, incrementa la testosterona y baja el cortisol (la hormona del estrés).

Llega pronto al lugar de la reunión. Intenta localizar que te sobre en torno a 10 minutos y pasa por el servicio para comprobar tu aspecto. Te dará confianza en ti mismo saber que das buena imagen.

Y sobre todo procura pensar positivo y visualiza al detalle el éxito de la reunión. No sólo aumentará tu confianza, también te servirá de práctica y te prepararás posibles preguntas.

Durante la reunión:

Ya has hecho todo lo posible para prepararte y ha llegado el momento de la verdad. Te sientes seguro de tu trabajo y de lo que vas a hacer, pero a medida que pasa el tiempo no puedes evitar mostrar algunos signos de que estás nervioso. Te ofrecemos un remedio rápido para los  más comunes.

Tocarte el pelo o la cara

Mantén las manos a la vista y coge un boli para mantener las manos ocupadas.

Mantener una posición corporal cerrada (brazos y piernas cruzadas)

Relájate, encuentra una postura cómoda con la que se te vea a gusto.

Temblor en la voz

Respira hondo para relajar la garganta.

Tener la boca seca

Pide agua al principio y toma sorbos pequeños a lo largo de la reunión.

Si encuentras difícil concentrarte

Haz preguntas al cliente, no sólo demostrarás interés en su opinión, tendrás tiempo para poder estructurar tus ideas mientras.

Atrancarse con palabras

Habla más despacio, no te asuste que haya pausas.

Parpadear

Mantener contacto visual, pero sin mirar fijamente

 

Últimos consejos

Sonríe y da un fuerte apretón.

Sé tú mismo, no la versión que crees quieren ver.

Piensa en la reunión como una conversación.

Recuerda, el cliente necesita esta reunión tanto como tú.

Incluso aunque fracases hay muchos más clientes potenciales.

Tanto si consigues el cliente como si no, toda reunión es una buena experiencia.

 

Esperamos haber sido de ayuda y os deseamos mucha suerte 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *