Espejito, espejito mágico… ¿Debería trabajar desde un cowork?

Espejito, espejito mágico… ¿Debería trabajar desde un cowork?

On junio 24, 2016, Posted by , In Coworking, By ,,,,, , With Comentarios desactivados en Espejito, espejito mágico… ¿Debería trabajar desde un cowork?

Cada día miles de personas deciden convertirse en autónomos y se plantean la opción de trabajar desde casa, sobre todo si su empresa está dando sus primeros pasos y el principal objetivo es reducir costes hasta aumentar la facturación.

Lo cierto es que trabajando desde casa te ahorras el transporte, las comidas, el alquiler de un local y también mucho tiempo. Sobre todo si provienes de un trabajo de oficina, el hecho de trabajar solo desde casa ofrece menos distracciones además de un mayor equilibrio entre el trabajo y el hogar.

Sin embargo, puede que una vez hayas montado tu oficina desde casa te des cuenta de que no todo es tan fácil como te lo imaginabas en un principio. Trabajar desde casa puede ser muy solitario y quizás empieces a echar de menos a las personas que antes “te distraían”. La posibilidad de compartir un café, de hablar con alguien para desconectar, incluso de compartir tus logros es necesaria. De hecho, verás que es muy positivo poder comentar un problema con alguien ajeno a él y así conseguir una nueva perspectiva.

Otra realidad a la que debes hacer frente es que no puedes llevar un equilibrio entre tu vida personal y laboral con tanta facilidad como creías. Tu pareja, los niños, los perros, la tele, poner la lavadora, hacer la comida… todo ello es tiempo que no le estás dedicando a tu empresa. Puede que tú tengas un horario fijado, pero para amigos y familiares trabajar desde casa es tener libertad total para hacer lo que quieras cuando quieras (incluido hablar por teléfono y hacerles un favor).

Lo que ofrece el coworking, si encuentras el adecuado para ti, es un espacio de trabajo flexible donde puedes disfrutar de las cosas positivas de trabajar desde casa con el beneficio de tener una comunidad. Te proporciona un sentido de permanencia, un apoyo en los días malos (quién no ha tenido alguno) y esa es su mayor ventaja frente a trabajar en casa.

Como autónomo ya no tienes la opción de tener compañeros con los que debatir, pero en un cowork puedes intercambiar ideas, ir a eventos y talleres, asistir a reuniones de networking. En un entorno así es mucho más fácil que surjan nuevas estrategias y oportunidades de negocio, porque te beneficias de la experiencia y los contactos de otros.

Los seres humanos están diseñados para ser sociales y trabajar en equipo. Esa el la base del coworking, la colaboración. Así que si estás en el momento de plantearte si unirte o no al movimiento, no creas que tienes que lanzarte de golpe a la piscina. Considera la opción de alternar ambas opciones durante un tiempo y disfruta de tu libertad como mejor te convenga.

Comments are closed.